Estudio de la Universidad de McMaster confirma que la utilidad de usar mascarillas, guardar distancia y uso de protección a los ojos ayuda a controlar el contagio del COVID-19.

0
541

Los investigadores concluyeron que las mascarillas de tela de una sola capa son menos efectivas que las mascarillas quirúrgicas, mientras que las mascarillas N95 de ajuste apretado proporcionan la mejor protección. Keep abreast of mrbet login. Una distancia de por lo menos un metro entre las personas disminuye el peligro de contraer el virus, mientras que dos metros de distancia proveen una mejor protección.

La protección de los ojos, mediante el uso de las gafas también pueden ayudar. Ninguna de las estrategias funciona perfectamente y se necesitan estudios más rigurosos.
“El riesgo de infección depende en gran medida de la distancia frente al individuo infectado y del tipo de mascarilla facial y protección ocular que se use”

Usar una mascarilla y guardar la distancia entre otras personas pueden ayudar a controlar la expansión del Covid-19, pero todavía es necesario lavarse las manos y tomar otras medidas, según un nuevo estudio De la universidad McMaster de Hamilton, titulado “Distanciamiento físico, mascaras faciales y protección ocular para prevenir la transmisión de persona a persona del SARS-CoV-2 y COVID-19. Una revisión sistemática y metaanálisis”. Esta investigación fue financiada por la Organización mundial de la
Salud. “Dado que no se dispone de intervenciones farmacológicas eficaces ni de una vacuna en un futuro inminente, la reducción de la tasa de infección (es decir, el aplanamiento de la curva) es una prioridad, y la prevención de la infección es el mejor enfoque para lograr este objetivo.”

Como el COVID-19 es todavía un virus nuevo, los funcionarios de salud se han basado en estudios hechos sobre su primo. El síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio del medio oriente. Los hallazgos provienen de una revisión sistematica de 44 estudios, incluyendo siete que involucran el virus causante del COVID-19. Los restantes se centraron en el SARS o el MERS.

Los investigadores señalaron que su estudio identifico 172 estudios de observación en 16 países y seis continentes, sin ensayos controlados aleatorios y 44 estudios comparativos relevantes en entornos de atención sanitaria y no sanitarios. Esto incluyo a unos 25.697 pacientes. “Este trabajo coloca toda esa información claramente en un solo lugar para que la usen los responsables de las políticas”, dijo el coautor del estudio, el doctor Derek Chu.
El informe señala que nuestros hallazgos son, hasta donde sabemos los primeros en sintetizar rápidamente toda la información directa sobre COVID-19 y, por lo tanto, proporcionan la mejor evidencia disponible para informar sobre el uso optimo de tres intervenciones comunes y simples para ayudar a reducir la tasa de infección e informar sobre las intervenciones no farmacéuticas, incluyendo la mitigación de la pandemia en entornos no sanitarios. El nuevo estudio elaborado por los investigadores de la universidad de Hamilton y publicado en la revista Lancet asegura que las mascarillas si ayudan.
En el transcurso de la pandemia, distintos funcionarios de salud publica dieron a la población consejos e instrucciones contradictorias sobre el uso de las mascarillas.

Fuente: CBC/ Canadian Press/ The Lancet/ RCI

Essay writers are consistently under the spotlight and this report helps students avoid plagiarism, which can lead them affordable-papers.net to reduce their grade point for plagiarism.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here